Un niño que eligió la compasión

Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0

Para Alexis in memoriam

Alexis tiene 9 años y es vegetariano de nacimiento. Su madre lo es también desde sus 17 años.

La madre de Alexis dejó de comer carne cuando pudo independizarse. Lo que la impulsó a tomar esta decisión fue que desde chica acompañaba a su madre a comprar carne al rastro y le parecía un lugar espantoso: “El suelo era resbaloso por la sangre, las babas y la grasa. Había restos animales por todos lados, pero íbamos ahí por ser más barato. Mi madre no entendía por qué no me gustaba ir a ese lugar”.

Tal vez para muchos no tiene nada de especial un niño vegetariano. Sin embargo, es común que quienes aceptan que un adulto adopte una alimentación diferente, sean reacios a hacer lo mismo respecto a un niño.

Muchas veces hemos escuchado el comentario de “tu ya sabes lo que haces, pero no puedes decidir por él”. Yo me pregunto: ¿no decidieron también nuestros padres por nosotros al criarnos omnívoros? Finalmente el gusto es un asunto de educación y hábito. Sería muy extraño que el hijo de una vegetariana no lo fuera, al menos de niño, una vez que pueda decidir qué estilo de vida llevar podría comer lo que quiera. Lo curioso es que casi ningún hijo de vegetarianos se vuelve omnívoro, al contrario, les resulta mucho más natural mantenerse así.

Alexis cuenta que sus tíos, primos y abuelas son solidarios con él y no lo obligan a comer, pero a su madre si la cuestionan y a pesar de tantos años de vegetariana, le siguen diciendo que “no saben qué prepararle”.

A Alexis no se le prohíbe comer carne. Un par de ocasiones lo ha hecho “para ver a qué sabe” pero no le gustó pues dice que “siente que se come a un animal vivo, que se come su tristeza“.

En una ocasión un amigo de la escuela le convidó algo de comer y él no sabía que tenía carne. Cuando lo masticó se dio cuenta que era una consistencia diferente a lo que estaba acostumbrado a comer y al verificar con su amigo que era algo de animal, lo escupió. “No es que supiera mal , pero tan sólo de pensar que era un animal, no lo quise en mi cuerpo”.

Alexis es un niño muy inteligente y maduro para su edad. Una anécdota curiosa es que a los tres años le dijo a su mamá que él la había elegido como madre porque de grande también quería ser vegetariano.

Una navidad, en casa de la familia materna le ofrecieron pavo y él aceptó sin saber bien a bien lo que era. Cuando llegó su plato vio que el alimento tenía forma extraña y Alexis preguntó a la abuela ¿”Qué es esto?” “Pavo”, le respondió señalando el enorme pavo sobre la mesa. “Ahhh, pavo es un animal muerto. Entonces no lo quiero”, dijo él y cenó otra cosa.

Para él es normal ser así y comer diferente al resto, incluso le cuesta un poco entender por qué la gente come animales. Sus padres le han transmitido desde temprana edad el respeto por los otros seres sintientes y por ello para él no son comida, sino “compañeros en el mundo”.

A Alexis le gusta la repostería y tiene muy buena sazón cuando cocina.

Cuando le pedí que le diera un consejo a los chicos de su edad, dijo: “Comer sano. Vegetarianismo es paz”.

Al final de la entrevista me comentó sonriendo: “¡Qué bueno que cada vez haya más vegetarianos!” y yo sonreí también y le dije “Sí, y que bueno que haya también más niños criados en el respeto y la compasión hacia los otros animales.”

Alexis ya no está con nosotros, pero su recuerdo me da esperanza en las nuevas generaciones de padres y niños, quienes eligen la compasión y el respeto sobre la injusticia y la crueldad.

alexis

 

 

 

 

 

Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0

16 thoughts on “Un niño que eligió la compasión

    • Muy cierto!
      A muchos niños no les gusta la carne, hasta que a base de obligarlos e insistirles, acaban por acostumbrarse.
      Y también el miedo por la ignorancia, de creer que un niño que no come carne estará desnutrido.
      Cierto: está en nuestras manos!

    • oye cada niño es diferente, te aconsejo que a tu baby no le dijas ni de broma lo que escribiste =( …. puedes lastimarlo al querer compararlo…

  1. Hola, Leonora 🙂

    Dices: “¿no decidieron también nuestros padres por nosotros al criarnos omnívoros?”

    Todos los humanos somos biológicamente omnívoros, es la ideología lo que nos hace elegir respetar al resto de animales o no. Simplemente lo digo para acabar con este tipo de expresiones tan tradicionales, pues muchos de nosotros ya sabemos que esto de ser omnívoro es como he comentado, aunque a veces se nos escape esa expresión.

    Saludos.

    • Efectivamente somos omnívoros, pero nuestros padres eligieron mantenernos así en lugar de optar por una dieta hervíbora. ¿Por qué siempre cuestionan que educar a un niño vegetariano es una imposición? ¿no fue lo mismo el hecho de darnos de comer animales?

  2. Gracias Leonora.
    Alexis sigue trascendiendo y compartiendo su filosofía de vida, ahora gracias a ti.
    Alexis fue un ejemplo y logró compartir su mensaje con muchos de sus amig@s. Su lema: “yo no me como la tristeza de los animales” es muy recordada.
    Algunos de sus platillos favoritos eran los tacos de zanahoria, berenjenas empanizadas, sopa misoshiru y los mangos.
    Alexis, por siempre en nuestro corazón.

  3. Hola Leo

    Me gusto mucho este articulo, es la primera vez que visito tu blog, y la visión desde la niñez sobre ser vegetariano me pareció excelente, por cierto que le paso a Alexis???

    • Soy la afortunada mamá que Alexis decidió elegir para estar con nosotros por 10 años.
      El a los 3 años me dijo un día mientras jugaba con sus cochecitos: “Ma, yo te elegí a ti como mamá poruqe yo quería ser vegetariano”
      El también se dedicó a su corta edad, a predicar el vegetarianismo, un día le dijo a su tía: “….deberías ser vegetariana, ¿qué no dices que te gustan los animales? …”
      Y si, Alexis regresó a la Luz, y agradezco este homenaje a su vida.
      La razón por la que su tiempo en esta vida terminó fue un accidente de un golpe muy fuerte en su cabeza. Era su tiempo. Partió el 11/01/11 a las 11:00 AM.
      Gracias Leonora.

      • Ojalá todos tuviéramos la LUZ y el espíritu de seres como “Alexis” seguramente su misión en esta vida fue tan clara y contundente que por eso duro tan poco su estancia en este plano, da pena saber que ya no esta con nosotros pero a la vez su ejemplo nos llega como un tren de frente y nos sacude a la conciencia y la compasión, gracias por compartir esta bella historia, ejemplo y misión de vida; Deseo mucha Paz y luz para su familia y sus amigos; Ademas tiene un bello rostro lleno de luz y alegría; Deseo también que un día no muy lejano del de hoy nos alcance la misma luz a TODOS los seres humanos. Bernardo Moya

  4. Soy vegana.
    No entiendo. esta escrito. “Alexis tiene 9 años” y luego dice que “ya no está con nosotros”. ¿Ha muerto? Si es así parece como si el artículo diera a entender que su muerte se debe al vegetarianismo.
    Si alguien lo puede aclarar por favor se lo agradecería.

    • Efectivamente, pero ojo, los vegetarianos no somos inmortales… El texto es un homenaje a un niño vegetariano que fue educado así con el ejemplo de sus padres, pero decidió mantenerse así el tiempo que vivió.

    • Escribí justo arriba la aclaración.
      Alexis fue en sus 10 años de vida un activista del vegetarianismo y de la compasión por los animales.
      Leonora lo entrevistó algunos meses antes de que regresara a la LUZ.
      Gracias porque con este homenaje, Alexis sigue difundiendo su filosofía de vida.

      • Gracias Liliana por tus respuestas, por compartirte y compartir a Alexis, y ser un ejemplo de que sí se puede criar niños vegetarianos sanos y que coman con gusto, sin privaciones. Alexis no consideraba comida a los animales porque así se le educó, pero lo entendió y le parecía absurdo que lo fueran. Él como muchos de nosotros los veía como compañeros en en este Planeta. Depende de los adultos no aniquilar la sensibilidad natural de nuestros hijos.

  5. Hermoso relato y homenaje a un ser tan especial, gracias, emociona leerlo!
    Justamente yo tengo tres hijos veg*s felices de serlo, pero la sociedad a uno lo ha complicado bastante en la escuela, él ha sufrido bullying por ser veg*, por suerte su fuerza lo mantiene lleno de vida y haciendo frente a la tremenda situación que le toco vivir, y por suerte sigue sintiendo orgullo de su vegetarianismo.
    Gracias nuevamente por el hermoso relato!

  6. “Lo que se le de a los niños hoy, será lo que darán a la sociedad de adultos”, en este caso Alexis lo retribuyó mucho antes, que hermosa historia, aclarando que también me dio al impresión que había fallecido por ser vegetariano hasta que en los comentarios leí que había fallecido por un accidente…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *