Otro día de perros

Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0

Quiero compartir con ustedes una historia del rescate de una perra. La vi en la central de camiones de Guanajuato cuando venía de dar una conferencia. Frente al lugar estaba el circo con sus jaulas y 10 tigres enloquecidos de aburrimiento y calor. Junto al autobus vi a un perro en muy mal estado y llamé a la protectora que había asistido a mi conferencia. Confié en que harían algo…. el autobus se fue conmigo.
Semanas después alguien escribe a la página de AnimaNaturalis buscándome para contarme esta historia:

“Hola Leonora, que bueno que me contestaste, muchas gracias. Pues te cuento la historia de Rita, así le pusimos.
Una amiga y yo la descubrimos de casualidad en la central camionera un viernes por la tarde,un señor le había dado agua y ella tomo pero tiró algo, mi amiga se acerco y le dio un poco mas, la perrita se acerco para tomar otra vez, el señor que le habia dado anteriormente el agua, nos decìa algo desde lejos,pero no entendiamos que era lo que nos decía, cuando por fin se acerco nos dijo “se esta degollando” fue en ese momento que nos dimos cuenta, porque a pesar de estar junto a ella no habíamos visto su cuello porque estaba agachada, nos sorprendimos tanto de ver ese pobre animal en ese estado, que nos quedamos como en shock y a partir de ese momento comenzó nuestra odisea para atraparla y ayudarla.

Ese día no lo conseguimos a pesar de todos los esfuerzos, pues por estar tan lastimada no permitía que la tocaran,creo que pensaba que la lastimaríamos más. Unas personas ya la habían visto desde días antes y una señora ya le tenía croquetas ahí, pero eso no era suficiente, se necesitaba actuar.

Al día siguiente fuimos en la mañana junto con el veterinario Felipe a buscarla y no la encontramos, preguntábamos por ella y todos decían no haberla visto. Regresamos desanimados por el resultado de nuestra búsqueda.
El domingo la volvimos a buscar y nada. El lunes muy temprano llame a control animal y di todos los datos posibles, me dijeron que pasarían para ver eso. A mi me parecía muy poco el horario de búsqueda, pues era de 9 a 3 o 4 de lunes a viernes, sábados y domingos no.

Un día de esa semana mi amiga, que diario va a la central,la vio y bajo del camión para ir a buscarla, se le perdió pero unas personas le dijeron donde se escondía, fue y la busco y estaba en una alcantarilla que daba a la central, ahi mismo estaba con ella un perrito french lastimado de una patita,lo habían atropellado y ya eran amigos. Mi amiga me llamo y me dijo que llamara a control animal, así lo hice les di todos los datos y me dijeron que irían. Por la tarde llame y me dijeron que no la habían encontrado, sólo al perrito french.

Pasaban los días y mi amiga y yo íbamos casi a diario a buscarla y nada. El sábado (ya habían pasado 9 días desde que la vimos por primera vez)fui a dejar a esta amiga a la central y en eso… la vimos,llamamos a el veterinario,pero estaba en cirugías y no podía ir en ese momento,nos dijo que por la tarde no haría ningún compromiso para poder ir con nosotras.

Mi amiga y yo llegamos como a las 6:20 y comenzó nuestra búsqueda otra vez,caminamos y caminamos,íbamos por donde nos decían que la habían visto y nada… cuando ya habíamos decidido desistir (por ese día) nuestra búsqueda,un perro que mi amiga había visto que andaba detrás de la perrita porque ya andaba en celo llego anduvo por ahí y decidimos seguirlo, y efectivamente el nos llevo a donde estaba la perrita.

Fui por el veterinario mientras mi amiga la entretenía,cuando llegamos, el veterinario logro ponerle un poco de tranquilizante,pues no podíamos acercarnos tanto a ella. Con eso se fue corriendo y nosotras detrás de ella,dijimos que ese día la llevaríamos con nosotros. Se metió a las instalaciones del circo,anduvo corriendo por ahí donde tienen los trailers, un señor de los del circo nos ayudo a atraparla, la detuvo mientras llegaba el veterinario, el estaba por fuera del circo, le puso mas tranquilizante y en cuanto le hizo efecto, le corto la agujeta que traía puesta y le puso un desinfectante.

Nos dijo que la lleváramos a su consultorio para esterilizarla, nos fuimos y el la esterilizó y le arregló su cuello, ese día terminamos cerca de las 12 de la noche, pero valió la pena.
Ahora esta ahí en casa del veterinario,cada día recuperándose mas y mas y teniendo mas confianza en los humanos. El doctor nos hizo favor de dejarla ahí en lo que encontramos un hogar para ella, lamentablemente no lo hemos conseguido,pero seguimos insistiendo, el doctor nos dio unos días mas,el tampoco puede tenerla ahí, de no encontrar un hogar para ella la tendremos que llevar a la central otra vez. Estamos desesperados por esta situación, pues no nos gustaría llevarla otra vez al mismo lugar.

Te mando las fotos de antes y después. Cuídate mucho Leonora y si sabes de alguien que quiera adoptar a esta hermosa perrita avísanos por favor, te lo agradeceríamos enormemente.”

Este es un ejemplo de cómo el  corazón y la perseverancia pueden guiarnos para hacer lo correcto y salvar vidas. Una llamada, un gesto, una acción son la diferencia entre la vida y la muerte. Gracias a las protectoras esta historia está a punto de tener un final feliz, sólo falta un hogar para Rita, y un mejor mundo para todos los animales… pero esa es otra historia.

Rita durante su esterilización con la agujeta en el cuello

Rita después del rescate esperando un hogar

Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *