!Al fin primer lugar en algo! En obesidad

Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0

El año pasado México ocupaba todavía el segundo lugar mundial en obesidad mórbida, debido a malos hábitos alimenticios y sedentarismo, según el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Nos mantuvimos en este puesto desde el 2007, cuando se anunció por primera vez esta estadística, y los únicos que alcanzaban el primer lugar eran los niños y las mujeres. Sin embargo, este año nos hemos superado, ahora sí somos primer lugar mundial: 70% de la población adulta y 4.5. millones de niños padecen obesidad.

Los hábitos alimenticios del ciudadano promedio en México están basados en productos de origen animal. Lo anterior, aunado a una falta de actividad física y deportiva, explica el alarmante número de personas diabéticas, con problemas de hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares o del corazón, con altos índices de triglicéridos y colesterol, cáncer de mama, riñón o colon, entre otros padecimientos, varios de éstos, mortales.

El tratamiento de la obesidad y las enfermedades derivadas de ésta, absorben una considerable suma del presupuesto público en el país. José Ángel Córdova Villalobos, titular de la Secretaría de Salud (SSA), declaró esta semana que la obesidad tiene un costo anual de 0.5% del PIB y constituye el 9% del gasto en salud, debido a que en los últimos 30 años se ha triplicado el número de obesos, generando un incremento de la diabetes.

Córdoba Villalobos informó que se busca asegurar la distribución de los productos saludables en las cooperativas de los planteles escolares con la participación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación para promover mayor consumo de frutas y verduras.

El problema de la obesidad es directamente fomentada por las propias instituciones de salud, que se abocan prioritariamente a la protección de los intereses de consorcios farmacéuticos, lácteos y ganaderos, sin efectuar campañas informativas sobre los perjuicios en el consumo de carnes y otros productos de origen animal.

Los medios de comunicación “persuaden” a la población a adoptar una alimentación saludable y a practicar ejercicio, a la par que bombardean con publicidad de todo tipo de productos de origen animal, cuyo consumo se contrapone al objetivo de cualquier campaña seria para combatir la obesidad, sus causas y consecuencias.

La Primera Dama de Estados Unidos, Michelle Obama, dio una conferencia en el Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México para hablar de este tema, el cual también es de suma relevancia para su país, el cual ocupó durante muchos años el primer lugar mundial con la mayor cifra de personas obesas y con sobrepeso.

Para llamar la atención de la sociedad, un activista de AnimaNaturalis envió un llamativo mensaje sugiriendo la reducción de grasas de origen animal en la alimentación, como un arma efectiva en la prevención y disminución de la obesidad.

Lo lamentable es que llevamos años abogando por una alimentación más sana y apenas ahora que la obesidad es casi una epidemia, se empiezan a tomar cartas en el asunto.

Para más información, visite: www.HazteVegetariano.com

israel

Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *