Jaltenco: Terrorismo hacia animales

Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0

El suelo del departamento después de la matanzaEn este país la violencia nunca es suficiente. Bastante tenemos con los secuestros, con los descabezados y ahora el caso de la matanza de perros y gatos en Jaltenco, Estado de México. Cada hecho violento que ocurre en nuestro país es reflejo de la terrible incompetencia de las autoridades y de la impunidad imperante. Desde luego si no se hace justicia para las víctimas humanas, qué podemos esperar de las no humanas.

El 23 de febrero seis hombres encapuchados “”cuatro vestidos de negro y dos de civil”” irrumpieron en el departamento de Javier Cervantes, protector independiente que en ese momento tenía 52 canes y 20 gatos en su domicilio, y mataron brutalmente, con machetes, pistolas y tubos al menos a siete perros y varios gatos.

Los vecinos reportaron que los cuerpos fueron lanzados a la camioneta en la que viajaban, color negro y con un letrero sobrepuesto con la leyenda “Antirrábico”.

En el domicilio quedaron con vida seis animales, que fueron rescatados por integrantes de sociedades protectoras, ya que el resto de gatos y perros sobrevivientes al parecer huyeron, aunque los integrantes de las protectoras afirman que en total fueron asesinados 37 animales.

Javier había recibido amenazas y agresiones previas por parte de los vecinos y autoridades, descontentos con la situación de hacinamiento de los animales, pero esto iba a terminar pronto pues días antes se había realizado un concierto a beneficio para acondicionar un terreno a donde serían trasladados los animales.

Héctor José Urdapilleta, un amigo de Javier Cervantes, hizo un relato detallado de la masacre:

“Me llamó Javier para decirme que un vecino le había avisado que estaban matando a sus perros. Corrí hasta el departamento de Javier y fui recibido por personas de negro, encapuchados, con armas largas, machetes, y tubos. Les pedí que dejaran de golpear y machetear a los perros. “˜Â¿Eres el dueño de los perros? “™ “˜No, pero son de un amigo y vine a ver que pasaba”™. En ese momento me metieron al departamento y me empezaron a golpear con los tubos y a patadas. “˜Sabes que estás metido en un grave problema”™, me dijeron los encapuchados, al mismo tiempo que me tiraron donde estaban agonizantes los perros. Alcance a ver a Tomás un perro que gritaba desgarradoramente por el dolor de sus heridas. Alcancé a ver a otro perrito que al huir, de un machetazo le cortaron una patita y a pesar de eso siguió corriendo. “˜Eso es lo que quieres, pues eso tendrás”™, y me aventaron sobre los perros masacrados. Me oyeron llorar por no poder hacer nada por los perros. Les grité a los vecinos, y todos se quedaron callados. Afuera estaban policías municipales impidiendo entrar a nadie. Junto con los animales destrozados, me subieron a una camioneta y no me permitían subir la cabeza, con las botas me la bajaban, quedando totalmente empapado en sangre de los perros. Al ver llegar policía estatal, sentí un gran alivio, pensé que me rescatarían, tengo muchos amigos en la policía estatal, pero no hicieron nada. Me amarraron con cinta canela los pies y manos y me llevaron al Ministerio Público, quien no encontró ninguna razón para consignarme, por lo que me volvieron a subir a la camioneta y me fueron a tirar hasta una pequeña barranca no muy lejos de aquí. Desde ahí me regresé caminando y aunque son las dos de la mañana, estoy vivo.”

La justificación del Presidente Municipal Germán Romero Lugo, del PRD, fue que Cervantes operaba un rastro clandestino de perros y gatos y para sostener su acusación “sembraron” cadáveres despellejados en su refrigerador. Sin embargo, Javier era conocido entre los protectores y cualquiera que lo conociera puede asegurar que su único afán era rescatar a los animales sin hogar.

En un debate en el programa de Mario Ávila en Radio Fórmula, Gustavo Larios, Presidente de AMEDEA, evidenció la incompetencia y desconocimiento de la Ley del Presidente Municipal, quien por no conocer sus obligaciones debería renunciar al cargo.

Durante el debate, Romero Lugo dio muestras de su ignorancia al decir que “no sabemos quiénes interrumpieron en la vivienda de Javier”, y al lanzar la afirmación de que “por humanidad esos animales estarían mejor en la calle”.

Ningún protector apoya el hecho de tener a 60 animales en un departamento de 60 metros cuadrados, pero lo discutible aquí son los métodos para solucionar un problema que ha rebasado la competencia de las autoridades: el abandono de animales en vía pública.

De esta noticia se desprenden dos temas importantes: ¿cuál es el límite para recoger animales de la calle? y la impunidad con la que se opera en este país, siendo responsables directos de la masacre el Presidente Municipal y la Procuraduría Ambiental del Estado de México.

Sin lugar a dudas las intenciones de Cervantes eran buenas al intentar ofrecer refugio a los animales desamparados, pero ¿no es también una forma de maltrato mantenerlos hacinados? Situaciones como esta son muy comunes en un país como el nuestro, donde ante la falta de apoyo del gobierno, particulares sensibles a la problemática intentan encontrar un hogar a los animales convirtiendo sus propias viviendas en “refugios” que no tienen las condiciones elementales para el bienestar de los animales, ocasionando conflictos con los vecinos quienes se quejan de los ladridos y el olor, derivando esto en problemas de índole sanitaria.

En un mensaje de apoyo a la comunidad animalista, Carlos Monsiváis, calificó la acción de “las pobres y lamentables “˜autoridades”™ de Jaltenco” como “una prueba del cretinismo moral que determina la vida política”.

Es una vergüenza que la comunidad internacional defensora de los animales conozca a México por sucesos como este, el niño torero (menor de edad asesino y aplaudido), el embalse de toros de Tlacotalpan, los toros saca tripas en Mérida y muchos otros sucesos negros.

Estos son los correos de los responsables de la masacre de Jaltenco. Seguramente no responderán a ninguno de nuestros mensajes, pero se darán cuenta de que actos como este no pasan desapercibidos.

Lic. Enrique Peña Nieto, Gobernador del Estado de México gob@gem.gob.mx

Germán Romero Lugo, Presidente Municipal de Jaltenco presidencia@municipiodejaltenco.com

www.asesinatodeperrosygatosenjaltenco.blogspot.com/

Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *