La biblioteca de Noé

Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0

Es el título del libro de Marta Tafalla, doctora en Filosofía y profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona. En 2004 editó un compendio de varios artículos llamado Los derechos de los animales y ahora a manera de novela aborda el absurdo de despojar a los animales de su piel para cubrir la nuestra. “Porque la industria peletera tortura y mata animales por la razón más superficial de todas, por un motivo que no roza la menor necesidad humana. Porque es mero lujo lucir la piel de un animal muerto sobre la propia. Su crueldad es la más profunda porque el motivo es el más superficial.”

Los personajes de La biblioteca de Noé son jóvenes que pertenecen a una red de la que cualquiera que siga unas reglas mínimas, forma parte. “Todo aquel que no participa en maltratos de animales, que no consume carne ni usa productos de origen animal, y que trabaja para acabar con la explotación de los animales, o bien rescatándolos de situaciones injustas o bien boicoteando económicamente a aquellos que los explotan, pero jamás causando daño a ningún animal ni a ninguna persona, es miembro de nuestra red.”

Planteando un escenario del futuro, donde el hombre ha destruido la naturaleza y lo único que queda son bibliotecas subterráneas donde algunos animales han encontrado refugio, una bibliotecaria se ve envuelta en las acciones de la red al ofrecerse a guardar valiosa información sobre la industria peletera. Paula descubre que hay textos que “una vez leídos no hay modo de volver a cerrar”, que “no se puede entregar a alguien toda la información y esperar que permanezca impasible, sin hacer nada, como un archivero de injusticias.” Su vida da entonces un giro, y decide no sólo modificar sus hábitos de consumo y volverse vegetariana, sino que participa activamente en acciones contra la industria peletera.

Los jóvenes son conscientes de la dificultad de su labor, pero para ellos lo importante es que mientras existimos y tenemos alguna responsabilidad, nos comportemos con justicia.

Nunca antes una novela había señalado tan abiertamente que nuestra sociedad se sustenta en la explotación y el maltrato de los animales. “ponerlo en cuestión implicaría modificar demasiados aspectos de la estructura social y eso no interesa a nadie. [“¦] en nuestra democrática sociedad donde se habla de todo, éste es un tema tabú.”

La biblioteca de Noé es un libro que disfrutamos aquellos quienes somos parte de “la red”, porque vemos plasmadas nuestras inquietudes, nuestras convicciones; pero sin duda es un libro que no sólo deberíamos leer quienes ya consideramos moralmente a los animales no humanos, sino que invita al lector ajeno a la problemática animal a escuchar argumentos que le hacen pensar en lo cruel e injustificable que resultan muchos de nuestros hábitos de consumo.

Los personajes de la novela son una especie de héroes de la vida diaria, sin fama, que “luchan por cambiarlo todo y apenas nadie lo sabe”. Su único objetivo es que un día los animales dejen de ser explotados y si ese día llega, ellos desaparecerán en silencio y nadie sabrá que han existido.

La biblioteca de Noe es una afrenta a la cobardía, a la indiferencia y a la apatía. “¿Por qué tenéis todos tanto miedo?” pregunta uno de los miembros de la red. “Si el mundo está lleno de crueldad, ¿no deberíamos hacer algo contra ella? ¿es que no tenemos manos para actuar? ¿es que vamos a quedarnos de brazos cruzados? !son tantas las cosas que deberíamos hacer explotar y destruir para siempre!” vocifera.

Esta es una novela que invita a la libertad, de pensamiento y de acción, donde animales humanos y no humanos corren libres por un camino paralelo al que sigue una sociedad acostumbrada al yugo de la explotación y la muerte de los ideales.

Gracias a Marta Tafalla y a la editorial Herder por llevar a las librerías la lucha de los activistas por los derechos de los animales.

Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *