Carta de un omnívoro sensible

Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0

Esta es la carta que dirigió un asistente al campamento tortuguero a los organizadores. Por primera vez no es un vegetariano el que se da cuenta de las incoherencias…

“Quería agradecerles por la presente la buena onda que pusieron en el viaje. Realmente es muy interesante poder vivir este tipo de experiencias, que a uno lo hacen crecer como persona y recapacitar sobre el cuidado que le debemos dar a nuestra naturaleza. Obviamente es difícil establecer el límite entre lo más conveniente para las tortugas y lo que es más agradable para la satisfacción de los turistas, pero se nota que todos ustedes tienen buena onda, y eso es lo más importante.

Lo único que no me pareció muy coherente, y eso lo digo a pesar de ser carnívoro como buen argentino, es que hayan servido pollo en la comida por ejemplo. Creo que en este tipo de viajes, y como para ser consistente con el mensaje que se intenta trasmitir, el menú debió haber sido vegetariano. De hecho yo sobrentendía que el menú iba a ser sin carne como un mensaje de protección a los animales en general. Conceptualmente no suena razonable caminar toda la noche para proteger los huevos de una tortuga, y después comer huevos de una gallina a pocas horas en el desayuno.”

Atentamente,
Marcelo Krebs

Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *