Bantú: víctima del crimen organizado

Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0

Hace unos días murió Bantú, el gorila macho de 25 años de edad, quien nació en cautiverio y residió en el Zoológico de Chapultepec de la Ciudad de México. Bantú falleció debido a un paro cardiorrespiratorio mientras estaba sedado para ser trasladado al Zoológico de Guadalajara donde cumpliría con propósitos de reproducción.

Con este deceso, suman ya tres muertes de grandes simios dentro del zoológico en un año: el orangután Jambi, el chimpancé Lio y ahora Bantú.

De acuerdo con una investigación que llevó a cabo el portal El Big Data, los decesos de los grandes simios, Jambi y Lio, así como los de la elefanta Maggie y el rinoceronte blanco Khartoum representan una póliza de seguro (alrededor de 7 millones 191 mil 475 pesos) que recibirá la administración de la Ciudad de México, misma que no será reinyectada a la preservación de las especies que aún habitan en el Zoológico de Chapultepec o al mantenimiento del mismo, lo cual no deja de resultar muy sospechoso…

“Claramente debemos discutir en conjunto con la administración del recinto acerca del futuro de los grandes simios. A lo mejor una solución loable sea la prohibición de entrada al zoológico de más ejemplares grandes simios, tal como se determinó con elefantes y osos polares hace unos años.”, finalizó Paulina Bermúdez, Directora Ejecutiva del Proyecto Gran Simio México y Vicepresidenta Internacional de esa misma Organización..

Por si fuera poco, el cadáver del gorila Bantú fue mutilado y degollado para su necropsia. Al respecto Marielena Hoyo, exdirectora del Zoológico de Chapultepec, dijo que “Estaba bien que se haya tenido que abrirlo para tomar muestras de tejido, pero no entiendo por qué fue necesario desmembrarlo y destazarlo de esa manera”.

Las causas de la muerte de Bantú han sido ampliamente cuestionadas, tanto que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) llevó a cabo visita de inspección al Zoológico de Chapultepec, donde recabó información para integrar a la investigación que se inició para conocer la causa de muerte del ejemplar de gorila.

Nacer en cautiverio significa para los cínicos carceleros que “no extrañen su habitat pues nunca lo han visto”, como me dijeron una vez en una visita guiada al zoológico.

A los animales no los mata un veterinario ni un funcionario ineptos, como la Secretaria de Medio Ambiente de la Ciudad de México, los mata una sociedad indiferente que clama por comerlos, vestirlos, verlos en cautiverio, divertirse a su costa.

Harambe, Arturo, Bantú, las últimas víctimas del cautiverio en menos de dos meses. Negligencia, egoísmo, insensibilidad. Los animales mueren por nuestros defectos, porque nuestra oscuridad no soporta la belleza en libertad, y necesita someterla, dominarla, aunque en su intento la aniquile.

Fuente: http://proyectogransimio.org/

necropsia

Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0

Un comentario para “Bantú: víctima del crimen organizado

  1. ME PARECE UN PUNTO DE VISTA EXCELENTE, QUE NOS ABRE LOS OJOS A LO QUE SUCEDE ALREDEDOR DE ESTAS SITUACIONES, MUY VERSATIL Y CON JUSTO TINO EN SUS OBSERVACIONES, MUCHAS GRACIAS POR PLASMAR ESTE TIPO DE COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *