No me alegra que nazcan delfines

Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0

Señor Portabella:

Con tristeza leí que los dos delfines nacidos en cautiverio en el zoo de Barcelona ya tienen nombre. Y no sólo me de tristeza que se incite a la población a escoger como designar a un animal sin libertad, sino que me decepciona que usted permita que la población de delfines cautivos crezca.

¿No le parece suficiente “atracción” tener nueve individuos? Y no me diga por favor que los delfines en el zoo de Barcelona no son considerados atracción, pues si de lo que se tratara fuera reinsertarlos en su habitat no se permitiría su reproducción, sino que se pondría más ahínco en su liberación.

Si Nika y Nereida han vivido 42 y 26 años respectivamente, ¿hemos de alegrarnos porque Glac y Kuni pasen esos o más años en prisión?

Siempre lo he considerado una persona sensible al maltrato animal. Sin embargo, desde aquel debate que tuvimos en el programa “Els matins de TV3″, no me ha quedado claro cómo puede pensar que en el cautiverio, la privación de libertad de un animal, no hay maltrato, ni sufrimiento involucrado.

Espero sinceramente que si la intención del zoo de Barcelona es la recuperación de especies, podamos oir muy pronto que Glac y Kuni nadan libremente y no limitados por paredes de concreto.

Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *