Toros asesinados con lanzas

Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0

El 15 de septiembre los  mexicanos celebran la Independencia de España y ese mismo día en un poblado de este país se lleva a cabo una de tantas barbaries que se cometen con animales en nombre de la tradición: “El toro de la Vega”.

Las fiestas mayores de Tordesillas en la provincia de Valladolid,  se celebran la segunda semana de Septiembre. El día más sangriento es el martes, cuando se corre el famoso “Toro de la Vega”, un animal que será perseguido por cientos de personas armadas con lanzas y con el objetivo de matarlo. Si, escuchó usted bien: No se trata de una representación medieval, sino de algo que sucede en pleno siglo XXI en este lugar perdido en la geografía española, y de lo cual sus habitantes se sienten orgullosos por ser considerada una “Fiesta de interés nacional”.

Hacia las 11 de la mañana del martes 15, dará comienzo el “Toro de la Vega”. El toro será empujado a iniciar el recorrido tradicional por las calles de la villa hasta el puente. Al otro lado del puente le esperan cientos de caballistas y peones provistos de lanzas que no pararán hasta matarle a través de la amplia vega que se extiende al otro lado del río. Tras varios minutos de agonía y sufrimiento, uno de los mozos le dará el lanzazo mortal, y tendrá el derecho de arrancar los testículos al toro y mostrarlos orgulloso en el extremo de su lanza. Desde hace varios años, esto último no se permite, aunque algunos mozos lo intenten. El Ayuntamiento otorga al ganador una insignia de oro y le obsequia con una lanza de hierro forjado.

A quienes las corridas de toros ya nos parecen repugnantes, esto nos resulta el grado máximo del salvajismo arremetido contra los toros. Incluso algunos aficionados de la tauromaquia describen “El toro de la Vega” como un espectáculo extremadamente cruel (como si matar al toro con una espada en la plaza fuera misericordioso”¦).

El Partido Antitaurino contra el Maltrato Animal (PACMA), organiza una protesta en Tordesillas cada año. Activistas por los derechos de los animales de varias partes de España viajan a Tordesillas para manifestarse contra esta tradición exigiendo al ayuntamiento que cese esta crueldad. Los defensores de esta práctica, obviamente, no se destacan ni por su educación ni por su pacifismo y han llegado a amenazar de muerte a los habitantes de Tordesillas contrarios a este espectáculo.

Las autoridades se limitan a pedir “respeto y tolerancia”. Dejando a los activistas que se manifiesten y pidiéndoles que se retiren luego de un rato, pero los locales los han enfrentado con las mismas lanzas con las que matarán al toro días después.

Este año el toro que será lanceado se llama “Moscatel” y no sabe que le quedan menos de dos semanas de vida. Se dará cuenta que está en peligro cuando comience a huir de los hombres a caballo, pero nunca entenderá ““si se lo planteara en estos términos- qué hay de divertido, viril o cultural en perseguir a alguien hasta matarlo.

Yo tampoco lo entiendo.

Desearía que los mexicanos que hemos copiado muchas cosas malas de España, como la “pamplonada” y las corridas de toros, fuéramos un poco más independientes de esta cultura de la tortura.
toro lanceado

Para enviar la carta protesta al ayuntamiento de Tordesilllas visite: http://www.torodevega.com/

Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *