63 toros asesinados en Pamplona y un humano muerto

Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0

Fue el séptimo encierro de toros en Pamplona. Las noticias dicen que transcurrió “limpio y rápido”, lo cual quiere decir que esta vez ningún humano murió o resultó herido.

Tal vez se enteraron que en el cuarto encierro un joven de 27 años murió a consecuencia de una cornada mortal que le afecto la aorta y la vena cava. Todos los titulares lo mencionaron, incluso con sorpresa, pues no había muerto ningún humano hacía 14 años.

El toro que lo corneó, Capuchino, no corrió con mejor suerte: lo mataron horas después en la plaza, y se lo “brindaron” al joven fallecido. !vaya honor post mortem!

Mucha gente no sabe que los toros que corren en las mañanas por las estrechas y resbaladizas calles de Pamplona, son torturados y matados en la plaza al caer la tarde. Al resbalar, muchos de ellos sufren fracturas o se lastiman.

Los cientos de turistas que son atraídos a esta localidad para correr delante de los toros, para observar los encierros o simplemente para terminar tirados de borrachos en las callejuelas, encuentran los Sanfermines como algo “divertido y exótico”, donde un grupo de hombres ““quienes si no- corren delante de los asustados animales poniendo en peligro su vida. Sin embargo, no muchos saben que lo que parece una carrera inocente, que para nada lo es, es el trayecto que recorren los toros rumbo a una muerte segura en la plaza.

Hace ya 8 años que PETA y AnimaNaturalis se dan cita en la capital navarra para protagonizar un acto simbólico que pide la abolición de la tauromaquia. En esta ocasión, más de 200 personas de diferentes partes de España y de Europa se tiñeron el cuerpo de pintura roja para simular la sangre y se ‘clavaron’ numerosas banderillas en la espalda.
El director de AnimaNaturalis en España, Jonathan Torralba dijo ante los medios de comunicación que en los últimos años el movimiento antitaurino está creciendo. “El Partido Antitaurino Contra el Maltrato Animal (PACMA) es la tercera fuerza extraparlamentaria más votada en España y la encuesta del Instituto Opina del 2008 dice que el 82 por ciento de los españoles son contrarios a la tauromaquia”, añadió.

PETA y AnimaNaturalis han expuesto en repetidas ocasiones que previamente a los encierros, los toros son debilitados privándolos de agua y comida, y lastimados con bastones eléctricos y varas puntiagudas.

En España hay cultura mucho más digna de ser alabada y promocionada que la tortura de los toros. Es una pena que una ciudad como Pamplona sea reconocida mundialmente por el hecho de concentrar una masacre de 60 toros en 10 días de Sanfermines.

Este año hubo una víctima humana de la que hablan todas las noticias y a quien se le hacen homenajes por su supuesta valentía. Pero no se engañen, quien corre delante de un toro lo hace por su gusto y no merece homenajes ni ser llamado un valiente. Valientes son aquellos que se enfrentan al rechazo de un pueblo enardecido manifestándose contra su crueldad y primitivismo.

Los verdaderos valientes son los activistas por los derechos de los animales, y las únicas víctimas, de las que nadie habla y a quien después de torturarlas se les corta rabo y orejas, estando vivos la mayoría de las veces, son los toros. Víctimas de una humanidad antropocéntrica y egoísta, que vende el cuento de la cultura y la tradición teñido de sangre.

Algunas muertes humanas son lamentables, pero la muerte de un animal en manos de un torturador, es siempre motivo de tristeza para quienes ante hechos como la tauromaquia nos avergonzamos de ser parte de una especie denominada homo sapiens.

pamplona

Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *